La deontología del IFJR

Sumario de la página :

 

¿Por qué un código de Deontología?

 

El Instituto se ha dotado de un Código de deontología para guiar el ejercicio de sus misiones.

La realización de las medidas de justicia restauradora en el respeto de la dignidad y de la humanidad de las personas participantes en el proceso sólo es posible si se respetan los principios fundamentales de la justicia restauradora y del derecho criminal. Dadas sus misiones, el IFJR debía construir la deontología de este nuevo sector de intervención penal y social que está naciendo.

Elaborado en julio de 2014, este código se inscribe igualmente en la misión de acompañamiento que el IJFR propone tanto a los profesionales de la Justicia restauradora, como a los servicios de la justicia restauradora. Su adhesión a este código garantiza a sus usuarios y socios que ejercen sus misiones en un marco deontológico que respeta los derechos humanos fundamentales y los principios del derecho criminal, en el respeto de las personas beneficiarias de programas de justicia restauradora.

 

Elaboración de un Código de deontología

 

Adoptado por el IJFR en julio de 2014, el “Código de deontología para la realización de medidas de Justicia restauradora en materia penal” fue elaborado antes de la adopción definitiva de la ley del 15 de agosto de 2014. Anticipaba el conjunto de los principios éticos y meteorológicos definidos por el artículo 10-1 del código de procedimiento penal:

“Con ocasión de todo procedimiento penal y en todas las fases del procedimiento, incluida la ejecución de la pena, la víctima y el autor de una infracción, con la condición del reconocimiento de los hechos, pueden ser objeto de una propuesta de medidas de justicia restauradora.

Es una medida de justicia restauradora toda medida que permita, tanto a una víctima como al autor de una infracción, participar activamente en la resolución de las dificultades resultantes de la infracción, en especial la reparación de los perjuicios de toda naturaleza resultando de su comisión. Esta medida sólo puede tener lugar después de que la víctima y el autor de la infracción hayan recibido una información completa, y hayan aceptado expresamente su participación en ella. Se aplica por una tercera parte independiente, formada a tal efecto, bajo el control de la autoridad judicial o, a petición de esta, bajo el de la autoridad penitenciaria. Es confidencial, salvo acuerdo contrario de las partes, y con la excepción de casos en los que una necesidad superior ligada a la necesidad de prevenir o reprimir infracciones justifique que la información relativa al desarrollo de la medida sea llevada a conocimiento del fiscal de la República”.

El Código de deontología del IFJR a sido elaborado sobre la base de textos internacionales que enmarcan el ejercicio de las misiones de justicia restauradora :

  • La Resolución (E/2002/30) del Consejo económico y social de la ONU relativa a los principios fundamentales que conciernen el recurso a programas de justicia restauradora en materia penal, y reafirmada en la declaración del XIº Congreso de Naciones Unidas de Bangkok (25 de abril de 2005)
  • La 2ª Resolución (MJU-26 2005) de la 62ª Conferencia de ministros europeos de justicia de los Estados miembros del Consejo de Europa relativa a la misión social del sistema de justicia penal- justicia restauradora (Helsinki, 7-8 de abril de 2005).
  • La directiva (2012/29/UE) del Parlamento europeo y del consejo, del 25 de octubre de 2012, estableciendo las normas mínimas de los derechos, el apoyo y la protección de víctimas de la criminalidad, y que remplazaba la decisión-marco 2001/220/JAI del Consejo.
I.F.J.R, BP 70131, 64001 PAU CEDEX 01