Nuestro proyecto

El Instituto Francés para la Justicia Restaurativa (I.F.J.R.) concibe sus acciones como estando al servicio de los y las profesionales, los docentes y los investigadores, lleven o no a cabo misiones de Justicia Restaurativa, en beneficio de las víctimas, de los infractores, de sus personas cercanas y del conjunto de personas afectadas por las consecuencias directas del conflicto de naturaleza infractora y por sus repercusiones. En esta perspectiva, las misiones del I.F.J.R. participan en una finalidad global de profesionalización y de optimización de los procesos y de las prácticas con vistas a una adaptación fina a las necesidades y expectativas de los justiciables, con respecto al sistema de justicia penal, pero también al de todo proceso informal de justicia. El conjunto de nuestras acciones está inspirado por la filosofía de una acción respetuosa del ser humano, centrada en la persona, con la voluntad de igualdad entre mujeres y hombres y de una laicidad reivindicada, orientada hacia una restauración de la harmonía social.

El Instituto tiene por voluntad favorecer la integración de las medidas de Justicia restaurativa en el seno del sistema de justicia penal y apoyar el desarrollo de toda forma de tratamiento reparador de conflictos. Con este fin, pone une marcha una amplia cooperación con el conjunto de los actores de la cadena penal y social. Las acciones que se ponen en marcha son realizadas, desde hace 30 años, por profesionales entregados y competentes de los sectores de la ayuda a las víctimas y de la acción socio-judicial y para-judicial. Los profesionales de la justicia (magistrados/as, abogados/as, policías y gendarmes principalmente), por la naturaleza de sus misiones, comparten esta preocupación de una respuesta humana adaptada a las necesidades de los justiciables, global e integrada. Tenemos la convicción de que la Justicia restaurativa participa en el éxito de sus misiones.

La crisis que atraviesa el sistema de justicia penal estos últimos años (instrumentalización de las víctimas, sobre-penalización de los infractores, cristalización de la respuesta penal sobre la solución carcelaria, falta de recursos necesarios para la realización de las misiones de servicio público, directas o delegadas, por ejemplo) tiene por resultado la insatisfacción de los justiciables, per también, a veces, la de los profesionales de la justicia, cuyas actividades y misiones son cuestionadas sin cesar mientras que sus puntos de vista son raramente tenidos en cuenta. La dificultad de sus actividades aparece, además, agravada por políticas penales centradas en el resultado puestas en marcha estos últimos años.

La Justicia restaurativa es una respuesta a estas expectativas. Las evaluaciones disponibles en el extranjero (en la mayor parte de los continentes) confirman los resultados de los estudios embrionarios de estudios y experimentaciones realizadas en Francia. La Justicia restaurativa tiene en su naturaleza responder a las necesidades de todos los justiciables, de manera muy concreta y equitativa. Permite además a los y las profesionales de la justicia recentrarse en sus misiones esenciales y ponerlas en marcha en un clima más humano y apacible, en el marco de una asociación realmente clarificada.

 

Nuestros principales objetivos

  1. El Instituto Francés para la Justicia Restaurativa tiene por primera finalidad el compartir los conocimientos disponibles. Desde hace unos cuarenta años, la Justicia restaurativa se ha densificado considerablemente, tanto en términos de experiencias evaluadas, como en términos de programas innovadores. Deseamos poner estos conocimientos, recolectados en el marco de nuestras investigaciones y con la ayuda de nuestros socios del mundo entero, a la disposición de los profesionales.

  2. En Francia, estos conocimientos necesitan sin embargo una adaptación al sistema de justicia penal francés haciendo indispensable la implicación de los y las profesionales. El conjunto de nuestras acciones se inscribe así en un enfoque consistente en una colaboración estrecha entre investigadores/as y profesionales. Se caracteriza por una concertación siguiendo un “viene y va” permanente entre el terreno y la investigación, que es particularmente propicia al acompañamiento y a la evaluación de los programas desarrollados.

  3. Con la fuerza de las experiencias inspiradas por el extranjero y adaptadas al sistema francés, el Instituto tiene la vocación de proponer formaciones en el ámbito de la Justicia restaurativa. Impartidas al servicio de la profesionalización los y las intervinientes, en la perspectiva de una acción cada vez más eficaz hacia las víctimas y los infractores, alían sólidos conocimientos técnicos y prácticos a los fundamentos teóricos y científicos, indispensables para su puesta en marcha en un marco ético, que ofrezca seguridad, y adaptado a las expectativas y necesidades de los justiciables.

Nuestras misiones

 

Estos objetivos encuentran su realización a través de la puesta en marcha de cuatro principales misiones concretas, que cubren cada una, de manera simultánea, el conjunto de nuestros objetivos. El sitio Internet dedicado al Instituto constituye así una plataforma de comunicación, de intercambios, de vulgarización, de difusión del pensamiento y de las prácticas restaurativas.

  1. La afirmación de los principios fundadores de la Justicia restaurativa constituye nuestra primera misión, de los puntos de vista teóricos y prácticos, de manera totalmente transdisciplinaria. Definir sus condiciones de puesta en marcha, presentar las medidas que promueve, notificar los protocolos evaluados aparece, en este sentido, esencial para que se desarrollen las buenas prácticas en toda Francia. De la misma manera, saber lo que “no es” la Justicia restaurativa, conducirá a la prudencia a sus promotores potenciales.
  2. Las “Conferencias de concertación” consisten en un programa de consulta nacional sobre un tema importante, dando cuenta de la actualidad de la Justicia restaurativa o suscitando interrogaciones sobre las prácticas. Tiene la vocación de abrir un espacio de diálogo abierto a todos. Favoreceremos la expresión de todos los puntos de vista, incluyendo la contradicción, siguiendo un objetivo de comprensión mutua, sin uniformización de las ideas expresadas.
  3. Un “observatorio de prácticas” vendrá a completar las aportaciones de las Conferencias de concertación. Este observatorio de prácticas tiene la vocación de favorecer la notificación de las prácticas innovadoras en materia de Justicia restaurativa. La evaluación de prácticas es desde ahora una condición sine qua non para el apoyo a los programas por los poderes públicos. Nuestra acción apunta a proporcionar una evaluación de buenas prácticas de Justicia restaurativa a las organizaciones promotoras de estos programas, de conformidad con nuestro enfoque de investigación-acción.
  4. El acompañamiento de los proyectos de Justicia restaurativa es del mismo modo una actividad central del Instituto. El Instituto se pone así en situación de socio, con el fin de proponer una acompañamiento a los responsables de proyecto, con el fin de favorecer acercamientos técnicos, lazos de colaboración y apoyos varios.

[Traducción : Pr. José Lacort]

I.F.J.R, BP 70131, 64001 PAU CEDEX 01